domingo, 26 de agosto de 2018

Nueva entrada para un final viejo y anunciado...

Queremos cambiar nuestra vida...
Mejorar continuamente; subir en nuestra propia escala de valores y, si es con respecto a los demás, ya ni te cuento...
Debo ser una de esas "rara avis" que no comulga con esos ideales, al menos de continuo...
No es bueno, ni siquiera es un sentimiento del que jactarse, positivamente hablando:
El resto del mundo siempre quiere fiesta, jolgorio, jarana, mesa y mantel...
Si eres de Almería: paella, barbacoas, playa, cerveza y "americanos"; el último invento en chupitos que "hay que tomarse si vas a Almería"...
O no!!
Si no te gusta la fiesta, disfrutar de las hermosas y maravillosas playas de Almería, su cocina, su encanto, su...........Bueno, todo eso, y más!!
Si no te gusta, es que eres un muermo, un sieso, un amargao, un raro, y una suerte de calificativos más o menos "acertaos" con los que etiquetarte si no comulgas con esa fe...
Y ya no te digo ná si no vas a los toros, o a la Feria!!
Nuestra feria, para algun@s, con los vestíos de volantes, los abanicos, el vino fino (¿eso no es de otros sitios?) la cervecica, las tapicas, los chiringuitos, y, otra vez, ¡Si, hijo, sí!! el "americano!!
Yo no pensaba hablar de esas cosas hoy, aquí y ahora, en este momento, pero, ¡hijos, es lo que hay!
Creo que ya he cortado, definitivamente, con las artes plásticas en lo que a dibujo y pintura se refiere..
Ahora estoy sumergiéndome en los entresijos de las herencias adquiridas y no queridas, entre las disputas interfamilias por la posesión de una herencia en régimen "proindiviso";
Algo me decía, cuando se produjo la debacle, que aquello no tenía buena pinta, y además, mi pensamiento altruista y dejado de la mano de Dios me sugería no querer formar parte de esa vorágine donde solo te limitas a asentir cada vez que el asesor o notario te dice algo, dándole a entender que entender cada una de las frases  que va soltando...
El resultado de aquellos lodos son un incierto lodazal donde además de deudas puede que se añadan nuevos personajes en plan de "okupas" con mercadeo de por medio...
La cosa no pinta bien, y además está la presión de mi media naranja, el apremio para encontrar una solución favorable a nuestros intereses, lo cual parece, si no imposible, sí algo lejano...
Sip! La vida es una mierda, a veces!!

Durero: un visionario..

domingo, 21 de enero de 2018

Akhenatón, el Hereje.

Llevo algún tiempo recopilando información sobre diferentes personajes históricos para "otro" proyecto:

Este es el primer dibujo basado en una fotografía del busto de Akhenatón para ilustrar...
Tiene relación con mitologías ancestrales y cultos "oceánicos"..
Desde los "Annunakis" hasta la tumba de Tut-Ank-Amen, lord Carnarvon, y su protegido, Carter, se verán inmersos en una relación extraña y ocasional con "La Bestia", un tal H. P. *******, un conocido escritor de relatos detectivescos londinense, uno de los grandes descubridores de la energía eléctrica, una elefanta electrocutada, el "rayo de la muerte", y la Vril society.....





miércoles, 8 de febrero de 2017

Lo último que terminé hace una semana constituye uno de esos paréntesis que habitualmente suelo permitirme para volver al autoengaño; pero además de eso formaba parte de una promesa incumplida, hasta ese día: se convirtió en un pequeño esbozo calcando una figura de un superhéroe de videojuego, no de los tradicionales, pero si de uno que, por mor de las nuevas tecnologías, y con mucha ayuda de la publicidad, pasó a formar parte de ese imaginario de héroes ficticios.....

Era una tarea simple, pero efectuada con gusto: dar color, y dibujar nubes (en realidad creo que son lo que más me gusta del resultado) con ayuda de un pincel, agua y acuarelas; apenas dos horas y un resultado satisfactorio...

Siempre hay algún punto negativo: o siempre espero más de la gente, aún sabiendo a ciencia cierta que el agradecimiento, cuanto más gratis, más caro de dar...


Yo me entiendo.....




jueves, 2 de febrero de 2017

Aulinus. 1



Una vez junté todas las piezas de aquel extraño puzzle, mi mente logró crear una extraña vaharada liberadora, como si un inusual y ajeno sentido adquirido gracias al estudio de aquella magna “opus incertus” actuase como válvula de escape, pudiendo así sentir cómo todo aquel torrente de información evacuaba por mis oídos, y, cerrando los ojos, pude “ver” desde dentro de mi cerebro los millones de palabras y letras entrecruzadas, entrelazadas, amalgamadas en una espiral convergente y encauzada hacia las naturales salidas de mi cabeza…
Ví letras sueltas, palabras perdiendo su denominación original, frases enteras, escritos antiguos, miles de documentos desprendiéndose de su soporte de origen y navegando juntas, en un río invisible formado de aire y susurros, y notaba, al mismo tiempo, el sonido que producían, como si millones de mariposas, o hadas diminutas, coreasen con sus élitros una sinfonía lene pero muy cierta…
Por fin acabó todo.
Vaciada la mente en aquel liberador espasmo de gloria, sólo quedó el vacío… Y entonces me puse a llorar, con lágrimas silenciosas y coloreadas con los últimos restos de aquella enciclopedia desgranada e informe que había formado parte de mi existencia todos estos años.
Ahora quedaba la tarea más importante por realizar: había que poner en práctica los resultados obtenidos de todo ese abrumador estudio.
Debía planificar cuidadosamente cada detalle, cada próximo paso dictado por Aulinus, mi mentor, aquella extraña entidad que estuvo ayudándome a entender el sentido de todas las cosas, de todo aquel trabajo realizado.


lunes, 16 de enero de 2017

Desde (casi) cero...

Ayer fue una jornada de ruptura. Literalmente acabé con el 97% de mi "producción" creativa en cuestión de dibujo y pinturas:
Llevaba demasiado tiempo posponiendo esta decisión difícil y sin vuelta atrás; llevaba un peso extra en mi mochila inmaterial con un bagaje de autosuficiencia y empecinamiento haciéndome creer a mí mismo que era suficiente con acumular dibujos, acrílicos y bocetos de cosas carentes de auténtica pureza creativa...
El arte no puede ni debe ser eso; el arte es creatividad espontánea macerada con estudio y contemplación del entorno, o de la figura elegida; yo carezco de eso todavía...
De ahí que acumulé la mayor parte de ese peso y los fuí rompiendo, quebrando, desmaterializando, en trozos cada vez más pequeños, con la ingenua y pedante idea de que nadie pudiese aprovecharse de ellos
 ( la naturaleza del ser humano le lleva a creer que su obra es siempre "magna" y susceptible de ser recogida por otros y ganar con ellos lo que su "dueño" no ha sido capaz de conseguir...)

A medida que iba destrozando cada una de las láminas dibujadas a lápiz, acuarelas, acrílicos y óleo en pedazos, pensaba en la irreversibilidad de cada acto, de cada destrozo, viendo con alguna que otra lágrima cómo se iban descomponiendo lo que algún día había considerado como algo bello;

Pero no hubo, ni hay, vuelta atrás; ya no, y aunque me arrepienta mil veces, sigo pensando que, al final, es lo mejor que he podido hacer para intentar, de nuevo, crear algo, si soy capaz, genuino, y sin más pretensiones que alimentar mi capacidad estética para la creavitidad, pero la de verdad, no de copiar o calcar obras ni fotografías...

Ya estoy arrepentido de ese acto, pero me siento algo aliviado por una razón que explico en un momento:
Siempre me ha perseguido una obsesión que, al mismo tiempo, constituía una rémora pertinaz cada vez que iniciaba algún boceto o ilustración; nunca acababa de verlo terminado, siempre me parecía que podía continuar con más color, más motivos, más de todo, hasta que el hastío llegaba y perdía el interés por continuarlo, o acabarlo;
Y comenzaba otro, y así ha sido hasta hace poco tiempo, en la que volví a recuperar sendos dibujos ilustrados de "Batman" y "Dare Devil", el primero con acrílicos en una base dura, y el segundo en cartulina apta para óleos... Volví a retomar los pinceles y aplicarle óleos al de Batman; el resultado me gustó, quizá más que ninguno de los que he hecho desaparecer, por lo antiguo y porque había quedado mejor; con el segundo, el de "Dare Devil" sólo me molesté en plantarlo sobre superficie dura y prepararlo para iniciar su repintado; y ahí quedó la cosa: ese fue el momento en el que ví con claridad que aquello no iba a funcionar; así que la opción fue dejarlos a ambos para el final del holocausto: partí la superficie pintada en cuatro pedazos y la arrojé, junto a varios kilos más de papel, al contenedor de basura...
Fin de la historia; fin de una etapa, y espero que también el fin de un autoengaño...
Enrique dixit...